C/ Jorge Juan, 8 - 03002 Alicante965 123 123

“La prescripción por DOE debería terminar en dispensación de EFG”

DSC_0372.JPG
Jueves, 12 de julio de 2018

DIARIOFARMA

La reunión en Alicante ha cerrado el ciclo de coloquios que Diariofarma en colaboración con los colegios oficiales de farmacéuticos de la Comunidad Valenciana y Teva ha realizado con el objetivo de profundizar y dar a conocer el Plan de Fomento de los Medicamentos Genéricos que la región aprobó el pasado mes de abril por la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana.

El debate fue moderado por José María López Alemany, director de Diariofarma, y contó con la participación de la presidenta del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Alicante (COFA), Fe Ballestero, el jefe de servicio de Prestación Farmacéutica y Dietoterapéutica de la Dirección General de Farmacia y Productos Sanitarios de la Comunidad Valenciana, Jesús Larruga, el vicepresidente de Alicante de Semergen de la Comunidad Valenciana, Luis Richard, así como el manager de Relaciones Institucionales de Teva, Javier Telez.

Comunidad Valenciana: el Plan de Genéricos convence a los implicados

 

 

El encuentro comenzó, con la exposición que realizó el representante de la administración, Jésus Larruga, quien explicó, desde el punto de vista de su labor como farmacéutico en los servicios centrales, los motivos del impulso para la puesta en marcha del plan. Así, expusó que  “más que la potenciación de la dispensación de genéricos, el objetivo fue impulsar la prescripción por Denominación Oficial Española (DOE)”. A este respecto, Larruga explicó los cambios en el módulo de prescripción que prioriza la prescripción por DOE aunque no entorpece la realizada por marca al “requerir de solo dos clics” para hacerla posible. El resultado ha sido un incremento desde el 30 hasta el 34% de prescripción por DOE en solo dos meses.

Formar a profesionales e informar a pacientes, clave en el fomento del EFG

 

 

Por otro lado, el representante de la administración enfatizó que otro de los objetivos, es “que el paciente sea consciente qué es el principio activo, y que conozca que el principio es el mismo aunque este en diferentes medicamentos o envases”. Respecto al tema, aclaró que “actualmente se ha modificado la hoja de tratamiento, en la que se explica claramente cuál es el principio activo que se le prescribe, con independencia de la marca, siendo esta una manera de enseñar el paciente que principio se le ha prescrito”.

"Si se prescribe por DOE, se confía en el genérico"

Larruga consideró que se debería dispensar genérico siempre que se prescriba por DOE. Según explicó, “si el prescriptor elige DOE es que confía en el genérico” y si no tendría la opción de elegir la prescripción por marca. Por ello, los presentes en el debate consideraron necesario volver a la priorización del genérico en caso de prescripción por principio activo. Según Ballestero, en la prescripción por DOE "la forma ideal sería que volviera y acabar en la dispensación de genérico obligatoriamente".

José María López, Jesús Larruga y Luis Richard

Por su parte, Ballestero señaló que su valoración general sobre el Plan es que “llega tarde”. Así, explicó que el genérico ya lleva introducido en España hace 20 años. Ballestero insistió, teniendo en cuenta la Ley de Garantías de Uso Racional del Medicamento, las diversas modificaciones que se han venido produciendo, “el plan de fomento de genéricos pasaría por continuar priorizando el genérico a la hora de una prescripción por DOE, pasaría porque la marca no tenga el mismo precio que tiene el genérico”. Todo ello para Ballestero es “bastante incongruente, no hay manera de potenciar un genérico de esta forma”.

Además, subrayó que el plan de fomento “no ha contado con la farmacia para nada”, según explicó, “habla del médico prescriptor, habla de la información al paciente, habla de la gestión clínica ambulatoria y del farmacéutico hospitalario, pero los farmacéuticos se han enterado por la prensa”. En relación al objetivo del Plan de informar al paciente sobre qué es el principio activo, Ballestero hizo hincapié en “que el farmacéutico desde el minuto cero está empoderando al paciente, lo está informando constantemente desde el primer momento, hasta cuando nadie sabía que era un genérico”.

En este sentido, Ballestero aclaró que “toda la información que tiene el paciente al día de hoy, es la que le han suministrado los farmacéuticos desde la oficina de farmacia. Y si el paciente admite el uso de genéricos es debido que el farmacéutico les ha informado”. De este modo, la presidenta de los farmacéuticos considera que los farmacéuticos llevan años haciendo todo lo que viene en el plan, por ello “no cree que sea novedoso”.

Muchos clics al cabo del día

Por su parte, Luis Richard, aportó durante el encuentro la visión del profesional médico y su valoración en su actividad diaria como médico de atención primaria. A este respecto, expuso que se han enterado bastante tarde. Además aclaró que “a pesar de estar de acuerdo que en la prescripción por DOE es únicamente un par de clics, al final son muchos clics por cada paciente y por todos los pacientes a lo largo del día” de modo que afecta al tiempo que tiene: “cinco minutos por paciente”.

Para Richard, la prescripción es quizás “la parte más importante de lo que hacemos, que es curar” por ello cualquier modificación o implantación de un sistema se tiene que hacer con tiempo y con consenso, así como realizarse un estudio previo.

Javier Telez y Fe Ballestero

Por otro lado, expuso que dos meses después, los profesionales se han adaptado al cambio. El problema, insistió es que “no se ha dicho la intención real, no se nos ha informado, no se nos ha involucrado”. Además, el principal problema del cambio, es que “si a un paciente le estas dando un medicamento y se lo cambias, tienes que convencerlo, ya que le estás cambiando un medicamento al que está acostumbrado, ese cambio necesita de ese tiempo, que el médico no tiene y que la administración no le ha dado”. Una campaña de refuerzo hubiera sido importante, subrayó el experto.

A este respecto, Ballestero expuso que “respecto a la falta de tiempo que tienen los médicos, debe abordarse que existe una “falta de comunicación médico-farmacéutico, que a través de la receta electrónica se podría lograr, ya que el médico podría comunicar al farmacéutico el cambio”. Así, el farmacéutico, por su parte, “explicaría al paciente todo lo que tendría que explicarle el médico y que no puede realizar por esos minutos que le faltan”. El farmacéutico complementaría la falta de tiempo del médico. Son el complemento perfecto para ayudar al paciente, subrayó la presidenta.

Por su parte, Javier Telez, en representación de la industria farmacéutica, expuso su valoración evidentemente positiva del plan de fomento impulsado por la Comunidad Valenciana. No obstante, aclaró su total conformidad con la reclamación efectuada por los representantes de la profesión médica y farmacéutica, en lo que se refiere a su colaboración para la puesta en marcha y desarrollo. Estos profesionales, enfatizó necesitan apoyo y soporte para que el plan pueda tener éxito y no se quede en un mero plan, por lo que considera que hay que fomentar esa colaboración que se demanda.

Por otro lado, expuso la importancia de que la penetración de los genéricos aumente. En los últimos años hemos visto respecto a la evolución del genérico, que no solamente no hay crecimiento, incluso en determinadas épocas se ha observado un decrecimiento. Esta evolución, podría generar un problema en el sistema, fundamentalmente cuando se habla de innovación.

El genérico como impulsor de la innovación

Así, el experto de la industria aclaró que “el genérico es uno de los mayores impulsores de la innovación, si no hubiera genéricos, no se estimularía la búsqueda de nuevas moléculas”. Y, además desde esta perspectiva, teniendo en cuenta que Teva es una compañía híbrida, ya que cuenta con el área de innovación y de genéricos, explicó Telez. En este sentido, aseguró que, si al expirar las patentes no salieran los genéricos, las empresas no estarían motivadas a buscar una innovación constante, por ello es importante.

Hoy por hoy, expuso Telez, “únicamente servimos para que las marcas bajen el precio” por ese motivo, expuso que se sienten “infravalorados ya que no se nos da el valor que nos corresponde”.

Otro aspecto básico es el acceso a la información. Por ese motivo, Ballestero reclamó poder acceder a la Historia Farmacoterapéutica del paciente con el objetivo de poder conocer qué otros tratamientos tiene el paciente. Ante esta cuestión, Larruga mostró su acuerdo con la demanda: “La dirección general de Farmacia es una firme defensora del acceso al HFT por el farmacéutico, pero está paralizado por una cuestión de protección de datos”, aclaró. De este modo, el farmacéutico podría incorporar al mismo los productos OTC que consumiera.

La presidenta colegial también cuestionó si la potenciación de la prescripción por DOE puede ser la antesala a las subastas de medicamentos como Andalucía. Ante esta cuestión, Larruga aseguró que el tema de las subastas “no se ha planteado en ningún momento en la conselleria”.

Otro aspecto que suscitó debate fue en relación a la isoapariencia y los cambios de formatos a los pacientes. El médico se mostró preocupado por la situación, mientras que Ballestero quiso rebajar la importancia a las veces que desde la farmacia se cambia el tratamiento al paciente. Por su parte, en relación a la isoapariencia, Telez explicó que se trata de una cuestión que trasciende a nuestro país ya que muchos registros son europeos y, además, hay problemas de patentes.