C/ Jorge Juan, 8 - 03002 Alicante965 123 123

La venta libre representa casi la mitad de la facturación de las 'farmacias top'

shutterstock_73916767.jpg
Miércoles, 11 de octubre de 2017

DIARIOFARMA

Diariofarma ha publicado esta semana algunas de las principales conclusiones del 'Informe Anual Aspime de Oficinas de Farmacia 2017', concretamente, aquellas referidas a la evolución económica de la farmacia media (ver información). No obstante, el documento analiza otros aspectos relevantes sobre el comportamiento del sector en 2015, entre ellos la composición de la cifra de ventas de las boticas en función del nivel de ventas.

En este sentido, cabe destacar el gran peso de la venta libre en el grupo de las farmacias top, entendidas como aquellas con una facturación de más de dos millones de euros anuales. Los datos de Aspime, extraídos de una muestra de más de 800 establecimientos, clarifican, a este respecto "que casi se igualan los resultados (entre los segmentos de receta y venta libre), pues la facturación a la Seguridad Social es del 51% y la venta libre se sitúa en el 48,08%".

Como consecuencia, este tipo de farmacias, a las que Aspime califica como "empresas con mayúsculas", registró en 2015 el mayor margen bruto, el cual se situó en el 30,79%, mientras que el margen neto antes de impuestos quedó establecido en el 10%, aproximadamente. "El coste de personal, que supera el 11,66% sobre la facturación total, se convierte", según la asesoría, "en el caballo de batalla dentro de la gestión del negocio". Asimismo, fijan el ratio de inversión en el 4,95%, la cual se destina, principalmente, a la robotización.

Comparación con otros tramos de facturación

Para poder entender la relevancia de la venta libre para estas farmacias, basta comparar, por ejemplo, con lo que éstas suponen para las boticas del tramo inferior, es decir, las que facturan menos de 300.000 euros al año, la mayoría de las cuales se encuentra en municipios rurales y con número reducido de habitantes. El peso de sus ventas recae en la Seguridad Social, a la que facturan el 86,55%, lo que implica que la venta libre apenas alcance el
13,45%. No obstante, las ventas ajenas a receta suponen entre un 30 y un 40% para las boticas que se mueven en las franjas medidas de facturación (de 600.000 a 1,2 millones de euros).